Todas las mayores diferencias entre el libro y la película ‘Red, White & Royal Blue

Principales diferencias libro-película 'Red, White & Royal Blue

Hasta ahora, gran parte de los elogios para Red, White & Royal Blue, la comedia romántica original de Amazon Studios dirigida por Matthew Lopez y adaptada del libro del mismo nombre de Casey McQuiston, se ha centrado en lo perfectamente seleccionados que están los dos protagonistas. Es cierto: Taylor Zakhar Perez y Nicholas Galitzine parecen haber saltado de las páginas como Alex Claremont-Diaz y el príncipe Henry de Gales. Pero, ¿qué tan diferente es la película del libro? Prepárate para los detalles. Con mucho amor, por supuesto.

En general, la película acelera la trama del libro. La mayoría de los momentos icónicos están presentes. Sigue la misma estructura general. No hay cambios importantes que hagan que los personajes sean irreconocibles. Simplemente se siente como un torbellino en comparación con la narración más lenta del libro. Eso es de esperarse en cualquier adaptación que no sea una miniserie, en mi humilde opinión. Por un lado, es emocionante, como si te estuvieras enamorando junto a Alex y Henry. Pero también significa que se dejó mucho en la sala de edición, por así decirlo.

Estos personajes del libro no aparecen:

  • June Claremont-Diaz, la hermana periodista de Alex
  • Rafael Luna, un senador gay y mentor de Alex
  • Liam, el amigo de Alex desde la escuela secundaria
  • Reina Mary, abuela de Henry

Alex no tiene muchos amigos en el libro o en la película, pero aún tiene más personas con las que hablar en el libro. (Llegaremos a ese nuevo personaje en un momento). El séquito de amigos y familiares de Henry, por otro lado, es relativamente igual, con una excepción. En lugar de una abuela que toma decisiones, tiene un abuelo: el rey James III, interpretado por Stephen Fry.

También faltaron estas líneas argumentales:

El escándalo del Senador Richards no está en la película. Bueno, dos escándalos: el escándalo de acoso sexual y el escándalo de correos electrónicos. Richards todavía está presente como el oponente político de la madre de Alex, pero solo en segundo plano. Esto hace que la trama sea un poco más simplificada, pero significa que el camino de Ellen Claremont para la reelección no obtiene ningún regalo.

Nora está presente pero no habla como una calculadora (afectuosa). Tampoco hay indicios de que sea la exnovia de Alex o que sea queer en la película, como lo es en el libro. El pasado y la adicción a las drogas de la princesa Beatrice no se mencionan en la película. Es como si el director y los guionistas hubieran tomado un bolígrafo rojo y tacharan todo lo interesante sobre los personajes femeninos en el libro, murmurando “no lo necesitamos”, “no lo necesitamos” y “aburrido”. ¡Pero está bien! La historia no trata de ellos. Reconozco eso. Pero no creas que no me di cuenta. Agradezco que las personas siempre puedan recurrir al libro para encontrar sus otras dos dimensiones.

Oh, y sin importancia pero los padres de Alex no están divorciados en la película y él ya está en la escuela de leyes. Y espero que, dado que la escena del Cornetto del libro no está en la película pero sí en el Instagram oficial del personaje, eventualmente la veamos como una escena eliminada.

El despertar bisexual de Alex es mucho más suave.

Sin conflictos, incluso. En la película, Alex acepta rápidamente que le gustan los hombres, como él mismo lo dice. Ha tenido dos encuentros con parejas masculinas en el pasado y, aunque antes se identificaba como heterosexual, simplemente acepta felizmente su bisexualidad. En el libro, sin embargo, está un poco más sorprendido por su atracción hacia Henry y sus crecientes sentimientos románticos. No es que albergue homofobia internalizada o bifobia. Solo está desconcertado y tiene que reflexionar sobre algunas “tendencias bisexuales latentes”, como dice Nora.

En general, estoy bien con este cambio. A largo plazo, probablemente sea mejor tener más personajes en comedias románticas convencionales que no luchen con su salida del clóset. Hemos tenido suficientes películas así, ¿no? Él no necesita hacer una búsqueda en Google como Nick Nelson. Alex es un adulto. Sin embargo, me gustó mucho la forma en que el Alex del libro reevaluó su relación con Liam, un amigo de su infancia que posiblemente fuera algo más que un amigo, y se reconectó con él mientras trataba de entender cosas y revivía experiencias pasadas. El crecer y reconocer que ciertas amistades antiguas tenían aspectos queer que quizás no se identificaron en ese momento, es una experiencia bastante común y hubiera sido agradable verlo dramatizado. ¡Eso es todo!

Un nuevo conflicto lleva al Incidente de los Correos Electrónicos Filtrados.

En el libro, la correspondencia íntima de Alex y Henry se filtra gracias a la campaña de Richards. Pero en la película, es un periodista político vengativo llamado Miguel quien se involucra con Alex durante la campaña, es rechazado eventualmente, y se venga del Hijo del Presidente revelando todo. Como periodista, estoy ofendido – es broma, ¡no me importa! ¡Amo el desorden! También estoy bien con que Miguel sea el antagonista en lugar de Richards, porque “depredador sexual republicano gay en el clóset” es otro tropo que ya tuvo su tiempo. Si el tropo también cansado de “reportero que trata de acostarse con sus fuentes” es el intercambio, así sea.

¡Finalmente, ¿atrapaste estas referencias ocultas??

Hay algunos guiños a los libros que no tienen nada que ver con la trama. Primero, Alex lee la novela de viajes en el tiempo y romance de McQuiston, One Last Stop, mientras está de vacaciones. Luego, el autor mismo aparece en persona hacia el final de la película. McQuiston interpreta a un redactor de discursos, escribiendo frenéticamente los posibles discursos de concesión y aceptación del POTUS en la Noche de Elecciones. Muy lindo, al igual que esta adaptación de RW&RB, cambios y todo.