Los asistentes de Burning Man finalmente escaparon de los terrenos del festival.

Los asistentes de Burning Man escaparon del festival.

JULIE JAMMOT//Getty Images

El Burning Man 2023 pasará a la historia, pero no por las razones correctas. Debido a una inundación inesperada, el festival anual de arte fue cancelado el fin de semana pasado, dejando atrapados a más de 70,000 asistentes en el desierto de Black Rock en Nevada.

Si no estás familiarizado con el evento, Burning Man es una celebración que atrae a fiesteros de todo el mundo. Durante nueve días, los asistentes forman una ciudad efímera en el desierto, comparten recursos y experimentan todo lo que el lugar tiene para ofrecer. Burning Man termina con la quema simbólica de un poste en forma de hombre. Debido a su ubicación aislada, los asistentes acampan en tiendas de campaña y vehículos recreativos, lo cual resultó ser bastante peligroso este año.

Según The New York Times, la lluvia hizo que el suelo del desierto se transformara en un espeso barro por el cual nadie podía conducir. Como medida de seguridad, los organizadores del evento cerraron las carreteras de entrada y salida del campamento. El lunes 4 de septiembre, el suelo comenzó a secarse y finalmente los asistentes pudieron irse. Antes de partir, muchas personas en Burning Man compartieron su experiencia en línea. Diplo, el productor de música y DJ, asistió al festival junto con el comediante Chris Rock y compartió su escapada en Instagram. “Literalmente caminé por el borde de la carretera durante horas con el pulgar levantado porque tengo un espectáculo en DC esta noche y no quería decepcionarlos”, escribió. “También un saludo a este tipo por hacer la compra inteligente de una camioneta sin saber que sería para este momento exacto”.

Sigue desplazándote para ver el festival inundado y los asistentes que desafiaron la tormenta.