Dior Men, Kim Jones y el arte de la alta costura cósmica

Dior Men, Kim Jones y la alta costura cósmica

Jennifer Livingston

Hubo un momento, alrededor de mediados de los años 2010, cuando la industria de la moda comenzó a cuestionar la relevancia del desfile de moda tradicional en la era digital. La duda fue breve. En lugar de desechar el concepto, las marcas más grandes encontraron la idea de potenciarlo: comenzaron a elegir ubicaciones cada vez más exóticas para impresionar no solo a los VIP reunidos, sino también al mundo en general que veía en TikTok e Instagram.

Así es como, a fines de 2022, Kim Jones, el diseñador británico al frente de Dior Men desde 2018, se encontró frente a la Gran Pirámide de Giza para la presentación de su colección de otoño 2023. “Quería centrarme en el aspecto histórico y en lo que un lugar como este significa para el mundo”, dice Jones. “Después de todo, la Gran Pirámide es una de las Siete Maravillas del Mundo, la única que queda. Creo que fue un momento importante en la historia de la moda”.

Jennifer Livingston

Y luego están las prendas en sí, disponibles pronto y perfectamente adaptadas a un lugar como Giza, donde lo humano y lo cósmico convergen. Las ideas femeninas de la larga historia de la alta costura de Dior se mezclan con prendas masculinas de aspecto futurista en una paleta de grises y arenas desérticas. Los materiales van desde tejidos clásicos derivados de la moda femenina de Dior hasta materiales experimentales como metales anodizados y adornos moldeados por inyección. Hay una fluidez en capas en la colección, que aporta una sensación de facilidad incluso a las piezas más extravagantes. Se siente tanto de su tiempo como completamente fuera de él.

Jennifer Livingston
Jennifer Livingston
Jennifer Livingston

Para los fans de Jones, esto no debería ser una sorpresa. Después de una infancia itinerante que lo llevó de Londres a África, América del Sur y el Caribe, aún considera los viajes una fuente principal de inspiración. Se hizo un nombre con una línea de ropa urbana con su nombre y una colección que creó con Umbro a principios de los años 2000. Más de diez años antes de que el estilo urbano se convirtiera en la palabra clave de la alta moda, Jones reconoció el poder de diseñar versiones elevadas de los chándales y los pantalones deportivos que conocía de sus días de club en Londres. Es un polímata cultural con gustos variados y su enfoque es ecléctico e impredecible.

Jennifer Livingston
Jennifer Livingston
Jennifer Livingston

Jones es tan propenso, por ejemplo, a inspirarse en Kerouac (la generación Beat fue su inspiración para una colección reciente) como en los trajes de Leigh Bowery, estrella de los clubes de Londres en los años 80. Como resultado, tanto su ropa como sus desfiles a menudo se alejan de lo esperado, como la vez que Robert Pattinson y Gwendoline Christie leyeron “La tierra baldía” de T. S. Eliot en lugar de la música típica de la pasarela. “La moda es genial y me encanta trabajar en ella, pero creo que hoy en día necesitas un poco más que eso”, dice Jones. “Estoy mucho más interesado en la cultura que en la moda en términos de cómo las cosas llegan a las personas”.

Jennifer Livingston

Eso no significa que la moda sea un mero apunte, especialmente en una casa con una rica historia, como Dior. Los archivos son un punto de partida, pero no simplemente para rehacer diseños antiguos. En cambio, Jones busca las técnicas que hicieron famosa a la casa de Christian Dior en primer lugar. De ahí los elementos de alta costura en esta última colección. La alegría de sus diseños radica en el ir y venir, en la interacción, ya sea cultural o temporal. “Se trata de cómo el pasado moldea el futuro”, dice. “O una idea del futuro a partir del pasado”.

Jennifer Livingston
Jennifer Livingston

Fotografías de Jennifer LivingstonEstilismo de Alfonso Fernández Navas