8 consejos de cuidado dental de los que la mayoría de nosotros no somos conscientes

8 consejos de cuidado dental poco conocidos

Todos sabemos lo importante que es cuidar nuestra salud bucal, pero ¿realmente estamos haciendo todo lo que deberíamos para asegurarnos de que nuestros dientes se mantengan sanos y fuertes? Si somos completamente honestos, el cuidado dental para la mayoría de nosotros se trata de hacer lo mínimo indispensable de cepillarnos dos veces al día. Solo cuando nuestros dientes muestran signos de deterioro es que les damos el cuidado que merecen. Mantener una buena higiene oral no es una tarea hercúlea y seguir algunos hábitos simples puede ayudarte a mantener tus dientes en perfecto estado. ¡Sigue leyendo para obtener algunos consejos para mantener tus dientes brillantes y saludables!

1. Espera antes de cepillarte los dientes

Imagen: Shutterstock

La mayoría de las personas prefieren comenzar el día con una taza de café o un refrescante vaso de jugo. Si bien no es aconsejable beber café nada más levantarse por la mañana, no hay nada intrínsecamente malo en un vaso de jugo fresco rico en vitamina C. Sin embargo, surgen problemas cuando procedemos a cepillarnos los dientes poco después de beberlos. El alto contenido ácido de las frutas puede ablandar y dañar el esmalte dental. Por lo tanto, cepillarse inmediatamente después de comer o beber no es realmente bueno para tu salud dental. Debes esperar al menos 30 minutos antes de cepillarte los dientes después de consumir cualquier alimento.

2. Prueba el cepillado en seco

Imagen: Shutterstock

Si no estás seguro de qué pasta de dientes seleccionar para tus necesidades específicas de encías, considera comenzar con el cepillado en seco. Es decir, cepillarse sin pasta de dientes ni agua. Según la investigación, cepillarse los dientes suavemente en seco solo puede reducir la acumulación de placa, el sangrado y la gingivitis en al menos un 50% (1). ¡Así que por qué no intentarlo!

3. Incorpora el enjuague bucal en tu rutina de cuidado oral

Imagen: Shutterstock

Es cierto que el enjuague bucal no puede ser usado como sustituto del cepillado y el uso del hilo dental, sin embargo, ofrece algunos buenos beneficios complementarios para la salud bucal. Asegúrate de usar enjuague bucal después de cepillarte y usar hilo dental, y no consumas nada dentro de los 30 minutos posteriores al uso del enjuague bucal.

4. Mastica chicles sin azúcar

Imagen: Shutterstock

Si tienes el hábito de masticar chicle, ¡tenemos buenas noticias para ti! Masticar chicles promueve el flujo de saliva en la boca, lo que ayuda a neutralizar los ácidos (2). La saliva ayuda a remineralizar tus dientes, fortalece el esmalte e incluso reduce la sensibilidad dental. Asegúrate de que el chicle sea sin azúcar, ya que las bacterias orales dañinas se alimentan de los azúcares que consumimos.

5. Bebe mucha agua

Imagen: Shutterstock

Al igual que la saliva, el agua juega un papel crucial en el mantenimiento de la higiene oral. A diferencia de las bebidas azucaradas, el agua no solo enjuaga los restos de comida, sino que también evita dejar residuos de azúcar indeseables en tus dientes. Además, el agua ayuda a diluir los ácidos generados por las bacterias orales.

6. Usa un cepillo de cerdas suaves

Imagen: Shutterstock

Si actualmente usas un cepillo de dientes de cerdas duras, podría ser sabio cambiar a una variante de cerdas más suaves. Incluso los cepillos de cerdas medianas pueden resultar demasiado abrasivos y potencialmente dañinos para tus encías y dientes a largo plazo. Sin embargo, la elección de un cepillo suave no significa necesariamente optar por la opción más barata disponible. Los cepillos más baratos pueden no someterse a rigurosas evaluaciones de seguridad y eficacia. Por lo tanto, es recomendable seleccionar un cepillo de alta calidad con las certificaciones y aprobaciones adecuadas para garantizar tanto la seguridad como la eficacia.

7. No te cepilles con demasiada frecuencia

Imagen: Shutterstock

Los dentistas recomiendan cepillarse los dientes al menos dos veces al día, ya que cepillarse solo una vez al día no es suficiente para mantener una correcta higiene dental. Sin embargo, algunas personas prefieren cepillarse hasta tres veces al día o más. Si bien es posible exagerar y dañar los dientes, el mayor riesgo reside en utilizar técnicas de cepillado incorrectas en lugar de una frecuencia excesiva. Más no siempre es mejor cuando se trata de cepillarse. El cepillado excesivo puede llevar a la erosión del esmalte, lo que resulta en sensibilidad dental. Además, los dientes pueden parecer más amarillos de lo habitual a medida que la dentina amarilla subyacente se vuelve más visible debido al desgaste del esmalte.

8. Come alimentos crujientes

Imagen: Shutterstock

¿Sabías que optar por alimentos crujientes es una excelente opción para mantener la salud dental? Entre las opciones, se destacan las frutas, las verduras y los frutos secos crudos como opciones ricas en fibra que ofrecen muchos beneficios para la boca. No solo ayudan a limpiar los dientes, sino que también estimulan la producción de saliva, manteniendo la boca hidratada.

Entonces, ahora que sabes lo que necesitas hacer para mantener tu salud bucal en buen estado, nada puede impedir que muestres tus dientes blancos en cada foto. Asegúrate de mantener una rutina constante y visitar a tu dentista cada año para mantener tus dientes y encías siempre saludables.

El artículo 8 consejos de cuidado dental de los que la mayoría no está al tanto apareció primero en HotSamples.