7 Ejercicios Sin Movimiento Para Holgazanes Que Pueden Ayudar A Reiniciar Tu Cuerpo

7 ejercicios sin movimiento para holgazanes que reinician tu cuerpo

Encontrar tiempo y motivación para hacer ejercicio regular en una agenda agitada a menudo puede parecer una batalla cuesta arriba. Pero, ¿qué tal si te dijéramos que puedes rejuvenecer tu cuerpo y mejorar tus niveles de fitness sin tener que salir de tu zona de confort? ¡Sí, lo leíste bien! En este artículo, exploraremos algunos ejercicios sin movimiento fáciles que son perfectos para aquellos que buscan un enfoque más cómodo para el fitness. ¡Sigue leyendo para conocerlos todos!

1. Estiramiento del piriforme

Imagen: Shutterstock

Este ejercicio está diseñado para estirar y fortalecer el músculo piriforme. El músculo piriforme ayuda con la rotación de la cadera y mantiene la salud del nervio ciático. Para realizar este ejercicio, comienza sentándote con las piernas extendidas hacia adelante. Cruza la pierna derecha, colocando el pie derecho plano en el suelo. Coloca la mano derecha en el suelo detrás de tu cuerpo y usa la mano izquierda para presionar suavemente contra la rodilla derecha. A medida que empujas tu pierna derecha hacia la izquierda, gira suavemente el torso hacia el lado derecho. Mantén esta posición durante 30 segundos, siente el estiramiento y luego cambia de lado para repetir el ejercicio.

2. Estiramiento 90/90

Hacer este ejercicio regularmente ayudará a mejorar la movilidad de tus caderas. Para comenzar, siéntate con la rodilla derecha formando un ángulo de 90 grados frente a ti, asegurándote de que tu pantorrilla permanezca recta y tu pie derecho esté flexionado y mirando hacia la izquierda. Luego, coloca la rodilla izquierda en el lado izquierdo de tu cuerpo, doblando la rodilla y girando el pie para que mire hacia la pared detrás de ti. Mientras tu glúteo derecho está en el suelo, baja suavemente tu glúteo izquierdo lo más cerca posible del suelo. Mantén esta posición de 30 segundos a 2 minutos, dependiendo de tu nivel de comodidad. Repite el ejercicio en el otro lado.

3. Estiramiento de rana

Imagen: Shutterstock

Este ejercicio sirve como una forma efectiva de tonificar los músculos internos del muslo y activar los músculos abdominales. También promueve la flexibilidad en tus caderas y área de la ingle. Para realizarlo, comienza abriendo las rodillas, asegurándote de que estén más separadas que tus hombros. Gira los dedos de los pies hacia afuera para que las partes internas de tus pies descansen planas en el suelo. Lentamente desplaza tus caderas hacia atrás, hacia tus talones, y si es posible, baja hasta apoyarte en los antebrazos para lograr un estiramiento más profundo. Mantén esta posición durante un máximo de 2 minutos, permitiendo que tu cuerpo aproveche los beneficios de este estiramiento.

4. Estiramiento pectoral acostado

Este estiramiento ofrece un estiramiento de cuerpo completo mientras fortalece los músculos del pecho, lo que puede mejorar significativamente tu postura. Para comenzar, acuéstate boca abajo con los brazos extendidos hacia afuera a cada lado. Utilizando tu mano izquierda, empuja suavemente el suelo y, para un mejor equilibrio, dobla la rodilla izquierda mientras te giras hacia tu lado derecho. Si es posible, mantén esta postura durante hasta 3 minutos para maximizar sus ventajas.

5. Postura de la esfinge

Imagen: Shutterstock

Este ejercicio se dirige eficazmente a tu zona lumbar, tonifica los músculos abdominales y refuerza tu columna vertebral. Para comenzar, acuéstate boca abajo con las piernas completamente extendidas detrás de ti. Coloca tus codos debajo de tus hombros, apoyando tus antebrazos planos en el suelo. Levanta suavemente tu pecho del suelo. Mientras mantienes esta postura, asegúrate de que tus caderas y muslos permanezcan presionados contra el suelo. Procede a elevar tu cuerpo lo suficiente como para sentir un estiramiento en la zona lumbar, teniendo cuidado de detenerte si sientes alguna molestia o estiramiento excesivo. Mantén esta posición durante 30 segundos y, si lo deseas, repite una o dos veces para maximizar sus beneficios.

6. Estiramiento acostado de cuádriceps

Hacer este ejercicio no solo ayuda a quemar calorías, sino que también ofrece ventajas duraderas al fortalecer los músculos de las piernas y mejorar tu equilibrio con el tiempo. Para comenzar, acuéstate de lado con la pierna inferior lo más recta posible. Dobla la rodilla para llevar el pie hacia tus glúteos. En esta posición, mantén un estiramiento continuo y suave en el pie superior, procurando mantener tus caderas estables a través del compromiso del core para evitar cualquier desequilibrio. Puedes mantener esta postura durante hasta 2 minutos antes de voltearte para repetir el ejercicio en el otro lado.

7. Postura de la Aguja del Ojo

Imagen: Shutterstock

Esta pose sirve como una excelente opción para aquellos que buscan mejorar gradualmente su flexibilidad durante unas pocas semanas. Estira eficazmente los músculos isquiotibiales y alivia la rigidez en las caderas y los músculos de la espalda. Para comenzar, acuéstese con las rodillas dobladas. Cruce su tobillo derecho sobre su rodilla izquierda mientras mantiene el pie derecho flexionado. Con las manos entrelazadas detrás del muslo izquierdo, tire suavemente de la pierna izquierda hacia su cuerpo, asegurándose de que la cabeza permanezca apoyada en el suelo. Mantenga esta posición durante 2-5 minutos, permitiendo un estiramiento profundo, y luego repita la misma secuencia en el otro lado.

Incorporar estos ejercicios sin movimiento en su rutina diaria puede resultar un cambio importante. Ofrecen formas convenientes y accesibles de rejuvenecer su cuerpo sin la necesidad de entrenamientos rigurosos. Entonces, incluso si se considera un perezoso confeso, estas rutinas fáciles pueden tener un impacto positivo en su salud y estado físico.

El artículo “7 No-Move Exercises For Lazybones That Can Help To Reboot Your Body” apareció primero en HotSamples.