4 Ciclos de sueño alternativos que pueden agregar horas extras a tu semana

4 ciclos de sueño alternativos que aumentan el tiempo disponible en tu semana

Para la mayoría de nosotros, la parte favorita del día es ponerse un par de pijamas nuevos y meterse en sábanas limpias para dormir sin interrupciones. Sin embargo, conseguir suficiente sueño todas las noches es más fácil decirlo que hacerlo, ya que necesitamos programar nuestro tiempo de descanso de acuerdo a nuestros horarios específicos. Un ciclo de sueño único no funciona para todos, pero la buena noticia es que tampoco tiene que ser así. En este artículo, hemos mencionado algunos ciclos de sueño alternativos, siguiendo los cuales puedes obtener esas horas extras de sueño que te mereces. ¡Sigue leyendo!

1. Ciclo de sueño bifásico

Imagen: Shutterstock

Entre los diversos ciclos de sueño, el ciclo de sueño bifásico es notablemente el más fácil de seguir. Proporciona una duración total de sueño de aproximadamente 6 a 6.5 horas por día, divididas en dos segmentos distintos.

Un enfoque para esto es disfrutar de 6 horas de sueño nocturno acompañadas de una breve siesta de 20 minutos en el medio del día. O puedes optar por 5 horas de sueño nocturno y compensar con una siesta más larga después, que abarque de 1 a 1.5 horas.

Hay numerosas ventajas en este patrón de sueño. Es bastante común sentir somnolencia en la mitad del día, y adoptar una rutina de sueño bifásico te permite incorporar una siesta durante ese período. Las siestas pueden mejorar tu memoria, elevar tu estado de ánimo y promover la salud del corazón. Este horario de sueño también te brinda horas adicionales durante el día para mejorar tu productividad.

Sin embargo, la investigación realizada sobre el sueño bifásico presenta una visión mixta sobre las ventajas y desventajas de este patrón de sueño (1). La necesidad de tomar siestas durante el día podría indicar un trastorno del sueño subyacente. Por lo tanto, es crucial buscar orientación de un profesional médico antes de hacer cualquier ajuste a tu rutina de sueño.

2. Ciclo Uberman

Imagen: Shutterstock

El ciclo de sueño Uberman representa un patrón de sueño extremadamente exigente caracterizado por 6 siestas breves de 20 minutos, intercaladas con 3 horas y 40 minutos de vigilia entre ellas. Este horario es notablemente desafiante de adaptar y puede plantear obstáculos significativos para aquellos con compromisos a tiempo completo. También puede dificultar las interacciones sociales, dada la necesidad de adherirse a un estricto régimen de siestas.

En el lado positivo, el ciclo Uberman ofrece un amplio tiempo libre, lo que lo hace potencialmente más adecuado para personas con requerimientos de sueño naturalmente más bajos. Sin embargo, es crucial tener en cuenta que la asignación diaria de sueño de 2 horas está por debajo del mínimo recomendado para un descanso adecuado y puede tener implicaciones para la salud a largo plazo.

3. Ciclo Dymaxion

Imagen: Shutterstock

El ciclo de sueño Dymaxion se asemeja al ciclo de sueño Uberman, ya que ambos asignan solo 2 horas de sueño. Sin embargo, en el ciclo Dymaxion, estas 2 horas se dividen en 4 siestas iguales de 30 minutos, separadas por períodos de vigilia que suman 5 horas y 30 minutos. Estos períodos de vigilia extendidos ofrecen una mayor flexibilidad en tu horario diario, ya sea que lo necesites para compromisos laborales o mantener conexiones sociales.

4. Ciclo Everyman

Imagen: Shutterstock

El ciclo Everyman consta de cinco variaciones distintas. La primera versión se asemeja estrechamente al patrón de sueño bifásico, que implica 6 horas de descanso nocturno seguidas de una siesta de 20 minutos durante el día.

En la segunda variación, se puede dormir durante 4.5 horas durante la noche y complementarlo con dos siestas de 20 minutos durante el día. Este ciclo puede resultar beneficioso para personas con horarios flexibles, como trabajadores a tiempo parcial o estudiantes, que pueden incorporar fácilmente siestas breves antes, después o entre sus compromisos.

La tercera alternativa implica 3 horas de sueño nocturno seguidas de tres siestas de 20 minutos durante el día, totalizando 4 horas de sueño.

Las dos últimas versiones de este ciclo son más extremas. Una incluye una siesta de 1.5 horas y cuatro siestas de 20 minutos, lo que suma 2 horas y 50 minutos de sueño por día. La otra presenta una siesta de 1.5 horas y cinco siestas de 20 minutos, totalizando 3 horas y 10 minutos de sueño diario.

Cómo conciliar el sueño más rápido

Imagen: Shutterstock

Si eres alguien que pasa horas dando vueltas antes de poder dormir, aquí hay algo que puedes hacer que te ayudará a conciliar el sueño rápidamente. Esta práctica consiste en contraer varios grupos musculares dentro de tu cuerpo durante un corto período de tiempo antes de liberar la tensión. Comienza tensando suavemente los músculos de tu frente durante 5-15 segundos, seguidos de un período de relajación de 10-30 segundos. Continúa este método dirigiéndote a diferentes grupos musculares. Aprieta la mandíbula y levanta los hombros hacia las orejas mientras tensas los músculos. Forma puños con las manos, activa los músculos de los brazos y contrae de manera similar los músculos de tus glúteos, piernas y pies. Hacer esto puede ayudar a aliviar la tensión y promover la relajación en todo tu cuerpo.

Alternar entre ciclos de sueño alternativos puede recuperar horas valiosas en tu semana. Lo importante es recordar que estos ciclos de sueño alternativos pueden no funcionar para todos, y consultar con un profesional de la salud siempre es un paso sabio para asegurarte de obtener tu noche de sueño perfecta.

El artículo 4 ciclos alternativos de sueño que pueden agregar horas adicionales a tu semana apareció primero en HotSamples.